Literatura

Música con esencia | La pared de Pink Floyd

Hace 20 años me encontré a Pink Floyd, fue casualidad, andaba perdido en las selvas del Vaupés, eran tiempos de bonanza. llegamos a un cambuche lleno de camarotes y hamacas con toldillos para los zancudos, habíamos de todas partes de la geografía colombiana, teníamos solo una cosa en común; conseguir dinero. De pronto comenzamos a escuchar el sonido de un helicóptero y unos gritos que no lograba identificar bien, alguien gritó ! bien paisa subale volumen esa es la pared de Pink Floyd!… en ese sitio y bajo esas circunstancias fui raptado por el sonido desconocido… hasta hoy.

Por Wilson Crespo

Resumen
Fecha
Item
Texto
Valorado con
51star1star1star1star1star

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.